Tag Archives: desarrollo

Vive para impresionarte a ti mismo

Flickr-Don-O´Brien-Arrow-ad

Flickr-Don-O´Brien-Arrow-ad

Submitted by: Juan P. Rodriguez

Habitualmente todos tendemos a compararnos a menudo  a nuestros semejantes. Puede que esto sea una consecuencia cultural o antropológica. Sea por la razón que sea, es algo que todos hemos hecho, hacemos y posiblemente seguiremos haciendo el resto de nuestras vidas. Sin embargo, como seres racionales, debemos  analizar cómo nos afectan las cosas que hacemos. Si nos hacen bien o nos hacen mal, con el fin de corregir las que, en efecto, nos hacen mal.

¿Qué podemos ganar con saber que Fulano ha logrado algo o Mengano ya cuenta con algún bien con el cual nosotros todavía no o Perencejo se casó con una linda pareja? ¿Nos sirve como indicador en nuestra vida profesional o personal para saber si estamos donde “debiéramos” estar en relación a los demás? ¿O es algo más profundo que nos mantiene siempre  en un estado mental de competencia, y por ende estresados,  en lugar de permitirnos ser creativos y productivos?

Sin duda alguna, hacer comparaciones nos afecta, ya sea de manera positiva o negativa. Por lo tanto,  es importante considerar  en qué nos beneficia. Y por beneficio, me refiero a algo que nos acerque a nuestra propia definición de éxito o alcance de meta personal.

Debemos  analizar nuestra vida para  hacer las correcciones necesarias que eviten el  desviarnos de nuestras  metas, nuestra propia definición de éxito o nuestro propósito en la vida.

Iniciemos por lo principal. Definamos nuestro propósito en la vida o meta personal. Si nos visualizamos alcanzando nuestra máxima expresión,  nos sorprenderá lo que podremos llegar a ser, sin límite alguno.  Permitámonos soñar sin límites.

Después de definir claramente nuestro propósito en la vida, tracemos el camino, señalando la serie de éxitos pequeños que lo conforman, que nos llevarán a lograrlo. Este camino se asemeja al costo que debemos pagar para obtener el beneficio al final del mismo. Si no pagamos este costo con nuestras acciones, o en otras palabras, no alcanzamos esos éxitos pequeños, inevitablemente, al final,  no lograremos alcanzar nuestra meta. Es así de simple.

Mientras recorramos el  camino, o carrera, no perdamos nuestro tiempo “viendo por dónde van los demás”. Busquemos ser lo más similares a una flecha que, una vez lanzada, no se desvía ni se detiene hasta alcanzar su punto de impacto.

Esto requiere trabajo arduo y constante. No desmayemos.

Si sientes que te estás desviando del camino, detente un momento y recuerda por qué haces lo que haces, o tu propósito en la vida. Esto debería  ayudarte a retomar tu carrera y recobrar energía para mantener el paso.

Al final del día, al único que debes rendirle cuentas es a ti mismo.  Enfoquémonos  en convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos diariamente.

Si te gusta lo que lees, subscríbete a nuestro NewsLetter. Aquí encontraras muchos beneficios para tu vida personal y empresarial sin costo alguno. Adelante, subscríbete e inicia a sacarle provecho a todo este conocimiento.

Ten un feliz día.